V te ama tal y como eres. Al menos por el mes de Enero.

Si se quejan de que tardé bastante en poner esta nota, es porque esperaba a que la revista estuviera disponible en tiendas mexicanas. El lanzamiento mundial fue el 14 de Enero. La he buscado en vano en cada kiosco, librería, cafetería y antro de mala muerte; así que ya subo esto antes de que sea tan actual como el asesinato de Selena.

Habrán de recordar la vez que les compartí mi camino a la autoaceptación y la iluminación. Si son cercanos a mí, también habrán de conocer mi contienda interminable por el respeto a personas de todo tamaño en un ambiente cada vez más patético, testarudo y totalitarista. A veces siento que parezco Joy Nash (pero menos bonita y con menor poder de convencimiento) en mis conversaciones diarias. Equis, wey.

Si hablamos sobre la moda en tallas más allá de la 10, nos metemos en dilema seguro e innecesario. Ya no me siento con ganas de repetir aquel trasfondo que brevemente comenté (con links que los tratan a profundidad) en dicha entrada, pero el conflicto fue más fuerte después de aquella temporada.

Para presentar su colección primavera 2010 en la London Fashion Week, el diseñador Mark Fast contrató a modelos de tallas 12-14 inglesas (10-12 estadounidenses) para demostrar cómo se verían las prendas en mujeres promedio. Un estilista horrorizado abandonó el proyecto, pero no se le echó de menos – y se perdió de los aplausos. En su edición de septiembre, Glamour publicó una fotografía de Lizzie Miller – ahora conocida como “la chica de la página 194” – con una barriguita que fue amada y odiada por comentaristas. Para noviembre, el artículo principal fue dedicado a otras modelos plus como Kate Dillon, Ashley Graham, Anansa Sims y Crystal Renn. Esta última lanzó su autobiografía “Hungry: A Young Model’s Story of Appetite, Ambition and the Ultimate Embrace of Curves”, donde nos cuenta cómo aprendió a amarse a sí misma sin recurrir a la autoflagelación y sin necesariamente abandonar al mundo de la moda.

La velocidad y fuerza con la que chicas gordas -y no tan gordas- llegaron a poblar pasarelas y publicaciones fue tan intimidante, que en algún momento Karl Lagerfeld comentó que nadie quería ver mujeres curvilíneas, que el mundo de la moda debía seguir siendo sobre “sueños e ilusiones”, y que habían “madres gordas con sus bolsas de papas fritas sentadas frente al televisor y diciendo que las modelos delgadas eran feas”. Recordemos que Karl, en los 90s, era un gordito bonachón que se abanicaba en público; así que no podemos hablar para nada de una opinión no sesgada. Nunca confíes en un Former Fatty Current Twatty.

El 2010 lo comenzamos con esto:

La edición de enero de V magazine (hermana menor de la prestigiada Visionaire) está dedicada a la diversidad de cuerpos. Se llama, con justa razón, The Size Issue. Aquí seguimos encontrándonos con chicas talla cero, claro. En la naturaleza, hay chicas talla cero. También hay talla 14, talla 6, 24, 8, 16, etc. y las vemos presentes en la revista. Para crear expectación, models.com subió probaditas graduales en vísperas de su lanzamiento. Funcionó, pues sorprendía cada vez más:

El día 1 fue el spread “One Size Fits All”, y ¿qué creen, hipsters? ¡Ya pueden decirles a sus amigos que les gustan las chicas carnosas! ¡Terry Richardson les da permiso! Brindemos con Pabst Blue Ribbon mientras vemos a Jacquelyn Jablonski y Crystal Renn usar el mismo conjunto y presumirlo con gracia. En mi opinión, Crystal – que se nos está desapareciendo – luce mejor que Jacqui, más por la actitud desenfadada que por los muslos. La Jablonski es una novata en esto, mientras que la Renn ha formado parte del negocio durante casi la mitad de su vida.

El segundo día, quizás el más polémico, fue “Curves Ahead” de Sølve Sundsbø. Aquí hubo chicas más pesadas, en paños menores, en un plató parecido al del video de “Single Ladies” de Beyoncé. La edición digital sigue siendo fuerte, pero no algo que no hayamos visto en desplegados de moda en todo el mundo. No importa. Le menta la madre a quienes piensan que curvilíneo es solamente Halle Berry, Kate Winslet – también en un vanishing act digno de Harry Houdini – y Charlize Theron – sin ser Monster -.

La muestra número 3, “Barrio Gótico”, tuvo a Iris Strubegger ante la lente de Sebastian Faena. Stubegger es delgada, pero no son las dimensiones de su cuerpo las que forman parte de un statement fuerte, sino la forma en que se presenta. Como en Barcelona es legal la desnudez en público, ella ejerce su derecho; y en las calles se demuestra apenas cubierta con botas, capas, fajas y medias. Aquí es la autoestima la que se presenta como revolucionaria: puedes sentirte como mierda sin importar cómo luzcas, pues como mujer te han presionado a pensar que siempre hay algo que está mal contigo. Que una chica se muestre sin miedo y sin esta presión es increíble en un principio. ¿Pero por qué no se hizo un desplegado así con alguna de las chicas del día dos? ¿Por qué ellas encerraditas en un set algo tacky? ¿Será una liberación a medias? Hmmm….

La primera imagen del cuarto día nos muestra a una anciana personificando a Coco Chanel. En su cara hay alegría. En su pose, algo de groove. Junto a ella se encuentra Dirty Martini, artista del burlesque, con flores sobre sus grandes senos. Aunque la Martini sea un poco más amplia que Tongolele, es encantadora y sexy con esas medias negras, tacones de punta, excesiva joyería y peinado Pompidou. Podemos ver que se siente como un millón de dólares, y eso la hace ver como dos millones de dólares. Alguien que no es “gordita light” – o madre virgen, o bebito patito – como de catálogo de Sears, que está consciente de su sexualidad y la presume sin apologías.

¡Oh! Casi se me olvida: el encargado de “Coco a Go-Go” es Karl Lagerfeld. ¿Se le habrá aparecido el fantasma de Coco para regañarlo por aquel comentario fascista? Espero que sí. Hasta tributo le hace. Ojala la manda que le haya dejado sea mucho mayor y encontremos más variedad en próximas muestras y comerciales de la casa Chanel.

El día final es un fabuloso resumen del mensaje de todo el issue: “V Love U Just The Way U R”, por Terry Tsiolis. Innumerables personajes de todos tamaños, colores, géneros, estilos y sabores, conviven en armonía sin dejar de ser ellos mismos. Redecillas, tatuajes, esos zapatos de Alexander McQueen, transparencias, exotismo, abrazos, acamonchi, travestismo, todo aquí. Es como un modelo de las Naciones Unidas, pero para fashionistas. Pura buena vibra y amor.

¿Pero por qué mencionan medidas y alturas, si a final de cuentas no importan? ¿Para comparar? ¿Comparar qué, si se supone que tu fierceness habla por ti? Eso es lo que me hace ruido.

También tengo otra opinión. Natalie, del blog de ModCloth, la describe mejor:

My first inclination is to call up V for a l’il chat. I imagine our conversation would go something like this:

Me: “Hey, V! It’s me, Natalie. We need to talk about our relationship. I was wondering… If you love me just the way I am, why does it take a ’special’ issue to let me know? Why can’t you love me all the time, in every issue?”
V: “Umm… TALL, THIN, SHORT, CURVY. PUNK, PREP, DOM, DEB. WHOEVER YOU ARE, AND WHOEVER YOU WANT TO BE, WE’RE WITH YOU ALL THE WAY!”
Me: “Yeah, I know you say that in ‘The Size Issue,’ but that still doesn’t answer my question. Listen, V, talk is cheap – I need to see this in every issue, or it’s over between us! O-V-E-R.”
(V hangs up in a panic. Our relationship ends. I throw all V’s stuff outside. V calls a month later, wanting to reconcile. I decline. I’ve moved on to a new magazine.)

Anuncios
Etiquetas:

Una respuesta a “V te ama tal y como eres. Al menos por el mes de Enero.

  1. ¡¡¡OH SALVE BETH DITTO!!! por abrirles los ojos. Esperemos que esta actitud vaya creciendo poco a poco, aunque estoy en definitiva de acuerdo con el texto de Natalie es difícil sacarlos de sus ya clásicos y aveces enfermizos canones pero poco a poco… entre haya más diseñadores dispuestos a tomar un puesto más humano dentro de su aburrida estética WE HOPE IT TO BE AND ALL FASHION WEEKS THING

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s