Guía para la vida en Reino Unido, primera quincena

Advertencia: el contenido de este post es serio, aburrido y – cáspita – puede llegar a ser útil.

Había estado amontonando los recibos encima del escritorio. Llegaba al departamento, me metía a mi cuarto, abría la cartera y los aventaba a un rincón. Acabé con una montaña de papelitos arrugados y sin la más minúscula idea de cuánto estaba gastando. A lo bestia, por supuesto. Eso era lo único que sabía: que gastaba a lo bestia.

Entonces compré una de esas libretas que sirven para hacer cuentas y anotar ingresos y egresos. A como me las arreglé transcribí los recibos, agregué cosas que más o menos recordaba, y los resultados hicieron que se me cayeran los chones. ¡Y eso que no había incluido los gastos académicos!

Les advierto que no tengo mucho dinero, y que no vine con mucho dinero. Ya anteriormente les he contado un poco sobre los sacrificios por los que he pasado para llegar donde estoy, así que no digan que soy niña pija. Al contrario: precisamente porque no soy niña pija me preocupo más por los gastos.

No debería haber mucho problema porque la mayoría son unitarios. Que la suscripción anual a las asociaciones estudiantiles, que los trastes y los sartenes, que el ukelele, que el librito para colorear de Charlie and Lola… esto no se va a comprar siempre, porque una vez que los tienes esperas que duren todo el año, o más allá del año escolar. O toda la vida. De todos modos, hay que aprende a ajustarse el cinturón sin llegar a la asfixia.

Es por eso que comparto algunos tips para vivir bien, bonito y barato en el Reino Unido. Traté de incluir lugares y consejos que puedan llevarse a cabo en cualquier lugar del país – Inglaterra, Escocia, Gales, Irlanda del Norte -, pero casi todo ha sido comprobado en el suroeste de Inglaterra. Algunos han sido compartidos por gente que ha vivido aquí toda la vida, de otros me he enterado a puro madrazo:

  • Antes que nada, NO compren refresco. Está bien caro, y jamás será como la Coca Cola mexicana.
  • El cine está bien caro. Si quieren ir, que sea para ver algo que realmente tengan muchísimas ganas de ver. No pueden aplicar la de “entramos a la chick flick, pus, nomás”. Siempre podrán contar con la Internet para cualquier película que no sea urgente o imposible de encontrar filtrada.
  • Si compran ropa, que sea de Primark o tiendas de caridad. Por ejemplo, Oxfam, que vende cosas donadas por gente de la localidad. Está bien si de vez en cuando se chiflan y van a Topshop, H&M y esos lugares trendy; pero les sugiero mi regla dorada: no gastar más de £7 en más de una prenda, a menos que sea MUY buena y necesaria – una chamarra, botas resistentes onda Dr. Martens o Caterpillar, etc.
  • Para mandado que no sea comestible, Wilkinson. Los accesorios de cocina y baño son bastante económicos y lindos, sobretodo ahora que es comienzo de clases en la universidad. Hay productos para el aseo que hasta salen mejor que en Boots.
  • Quizás en Boots pueden comprarlos (igual que las medicinas) e ir juntando puntos para chiflarse en algún momento y cambiarlos por sales de baño y todas esas comodidades a las que los acostumbraron sus padres. Ahora, si lo suyo es más Doctor Simi y menos Benavides, The Co-Operative tiene su línea de farmacias con atendientes igual de dedicados – son farmacéuticos de profesión – pero con medicamentos más baratos. Gracias a ellos me quité de encima la maldita Freshers’ Flu.
  • Para la comida, sale mejor Somerfield (ahora parte de The Co-Op), o las cosas de las propias marcas de Tesco y Sainsbury’s. Este último super tiene una línea baratísima que además es fair trade, para que Bono no te jale las patas en la noche. Aunque, la mera verdad, los supermercados más completos y baratos son Aldi y Lidl, pero no tengo ninguno cerca. :S
  • Manténganse alejados de Waitrose y Marks & Spencer, porque cuestan un ojo de la cara. M&S apenas para comida de fiestas o eventos especiales, porque es buenísima y vale la pena. Aunque pueden haber ofertonones de vez en cuando: una flatmate compró dos paquetes de pan de caja a £1 en M&S, y leche bien barata en Waitrose.
  • Para música, Fopp. Muy variado y económico. Igual Rise, pero sólo si encuentran algo excepcional y si les aceptan descuento de estudiante. En Oxfam y en tiendas de caridad pueden llevarse gratas sorpresas. Hay gente muy tarada que se deshace de cada joya…
  • Y Paperchase está bien bonito, pero no mamen. Si quieren libretas con portadas cueras, compren unas baras – en Wilkinson – y fórrenlas con lo que les guste.
  • Por último: es más barato comprar pisto en el super y echarselo agusto con amigos, que ir a antros piteros con cover y alcohol rebajado. No siempre tienen que ir al pub o al club, y cuando vayan asegúrense que valga la pena: que les guste la música, la gente, el lugar, etc. Si extrañan la Indio, les recomiendo la Tiger, que es de la India y sabe más o menos parecido.

Espero hacer notas de este tipo a menudo, pero más anecdóticas y menos mamá judía. Lo prometo.

P.D. tráiganse tortillas. Y más para mí. 😉

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s