Imagínate despertar y recordar que eres Richard Hammond

Querido país de origen: en serio, párale con tanta noticia polémica y locota. No puedo echarme tres cuartillas hablando de cada cosa. Si por lo general tardo siglos en preparar cada texto para Chica Pop. Pero, en serio, me encantas. Aquí les van las notas estrella (estrelladas) de las últimas tres semanas:

A todos los batos en mi vida les gusta Top Gear. Lo veo con ellos, no hay problema. A sus conductores se les ocurre loqueras como probar un Ford Fiesta en una carrera dentro de un mall. Son geniales. Pero también son unos hijos de su pinche madre. Es su estilo. Le tiran a los franceses, los alemanes, hasta a los demás integrantes del Reino Unido. Ahora se metieron con los mexicanos. Y sí, me reí con lo de flojos y flatulentos. Y con la típica descripción caricaturesca del mexicano dormido en el nopal. Comenzaron a cagarla cuando James May dijo que nuestra comida era vómito refrito con queso. ¿Qué hay de malo con ponerle queso a todo? ¿Y vómito refrito? A eso sabe la comida mexicana por acá. Pobre bato. Le hace falta una visita a Tacos Leal. Después, Richard Hammond se aventó su tradicional chiste de ‘imagínate despertar y recordar que eres…’. Lo hace con todos. Lo cual está mal con todos.

Yo dije: ‘pobrecito, es que todavía sigue malito por aquello del accidente‘. Pero fuentes cercanas me dicen que era igual de culero antes. La única diferencia es que ahora es un culero con problemas para retener la memoria. 🙂

Al rescate fueron Esteban Arce, Premio Nobel de la Paz y miembro del Club Internacional de Tolerancia y Diversidad Mahatma Gandhi:

Mención especial a La Estaca, Medalla de Honor Miguel Covarrubias por sus labores traductoras. Si se aman a sí mismos y deciden no ver el video, son los mismos chistes de la Reina fea y los dientes amarillos, sazonados con ‘Oi! Get me a lager! Fuck off!’. Este… ¿gracias?

Más dignas fueron las defensas de Steve Coogan y Charlie Brooker. Steve Coogan es ese actor que ves en todas partes, desde Tropic Thunder hasta A Night in the Museum. Su personaje más famoso en Reino Unido es Alan Partridge, un anticuado y egocéntrico reportero de deportes que consigue su propio talk show y termina con un programa de radio que nadie oye. En un artículo para The Guardian, comenta que cuando Alan Partridge dice algo racista/sexista/retrógrada, es gracioso porque lo dice el personaje, y al final nos reímos de la estupidez del personaje. Pero cuando los integrantes de Top Gear lo hacen, viene de sus verdaderas bocas blancas, adultas y millonarias. También comenta algo muy importante: Top Gear es la mayor exportación de la BBC a todo el mundo. Más que las noticias.

Charlie Brooker, en 10 O’Clock Live, dedicó algo de su tiempo al caso. Si pueden verlo, comienza en el 30:38

‘Ese es el problema de Richard Hammond: no sabe cuándo parar’. Después, habla de Rastamouse, una linda animación infantil sobre unos ratones jamaiquinos que resuelven misterios. A manera de burla, Brooker dice que habrán intolerantes que digan que no sería bueno que un ratón folle con un humano, porque pueden terminar teniendo hijos como este:

‘Un horrible, horrible tipo de hamster-cosa. E imaginen despertarse y decir “¡Oh, no! ¡Soy esto!”‘.

Un par de detalles:

  • Alguna vez llegué a conocer al Embajador Medina-Mora. Le comenté que Monterrey era de las ciudades más violentas, y le pregunté si la legalización de las drogas sería la respuesta. Me dijo básicamente que no mamara, que Monterrey no está tan mal, que al menos no es Ciudad Juárez, y se lanzó un discurso de ‘drugs are bad, mmmmkay?’. Recomendó que no saliéramos por la noche en las zonas peligrosas de México, y dijo que lo de Colombia estaba resuelto: que nomás no viajáramos por carretera de Bogotá a Medellín. ¿Y se ofende por esto? ¿Varias ciudades del país se desmoronan, pero le da más importancia a tres pelados que dicen que es un flojonazo? OK…
  • Se supone que los de Top Gear ya se disculparon, blahblahblah. Genial. Ahora falta que la industria televisiva mexicana se disculpe por su infinita cantidad de chistes racistas, sexistas, homofóbicos, transfóbicos, xenofóbicos y discriminativos. Nomás acuérdense de la cobertura en Sudáfrica 2010.

Para cerrar, Stewart Lee nos da sus razones por las que odia Top Gear. Es bien cool y hipster, porque lo ha odiado antes de que tú lo hicieras:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s