Juaydegatapitusrito

OK, otra que ya se saben de memoria:

Las vacas sagradas de Televisa son expertas en cagarla en las entrevistas, en cualquier idioma que estén. Sólo recuerden a Carlos Loret de Mola y su interrogatorio a Kalimba. Manoseando el proceso jurídico como Kalimbeck manoseó a las chicas. Y cuando no la cagan, los corren. Como podremos ver en los libros de historia, es lo que le pasó a Guillermo Ochoa al atreverse a hablar con Joaquín Hernández Galicia ‘La Quina’, lider del sindicato de PEMEX. Esta última entrevista fue tan polémica, que ni YouTube la tiene. 😦

Pero esto es inofensivamente gracioso porque no tiene que ver con crímenes. No tiene que ver con una o más personas siendo dañadas por las circunstancias. Es una entrevista sobre una película de exorcismos. Equis de la vida. Y por eso la burla ha sido tremenda e imparable.

Digo, ¿quién la quiere parar? A López-Dóriga le dicen ‘El Teacher’. Él mismo toma ventaja de este apodo en su columna de Milenio, la cual suele abrir con una cita inventada que atribuye a un tal Florestán, y suele cerrar diciendo ‘Nos vemos mañana, pero en privado’. Wink, wink; nugde, nudge. 😉 Pero si se supone que es un ‘Teacher’, ¿por qué habla tan mal el inglés? Los nervios pudieron haber tenido su gran rebanada del pastel, pero ¿y todos los años de experiencia? Ya sé. Es Anthony Hopkins. Es un gran actor como los que ya no existen. Pero también es un ser humano. No lo va a matar con su pistola desintegradora de átomos si dice una palabra incorrecta. Al contrario, se comportó de lo más comprensivo. Es más, podría decirse que se veía tan nervioso y confundido como López-Dóriga. Digo, le estaban hablando en español primero. Y sin traductor, no entendía nada.

Esa es otra cosa: así como el hispanoparlante puede hacerse pedazos intentando articular un enunciado en inglés, el angloparlante – o de cualquier otra lengua – podría vomitar por los oídos por el estrés de comprender nuestra lengua. Es un tanto injusto que el mundo espere que TODOS sepamos inglés y que sea la lingua franca del entretenimiento. Pero, ¿qué le vamos a hacer? Somos casi siete billones de seres humanos. De algún modo debemos de comprendernos. Pero, ¿y si las disciplinas fueran bilingües o trilingües? ¿Y si tuviéramos nuestro arsenal de idiomas para utilizar en la ocasión que sea necesaria? Todos hemos conocido al mochilero francés que aprende cuanto lenguaje se hable en cuanto lugar se encuentre. Hasta sabe decir ‘cabrón’ cuando nos lo llevamos a pistear al Reforma. En un Ladyfest Monterrey hace ya varios años, me topé con un par de alemanas hermosas y peludas. Habían aprendio español para la ocasión, y se negaban a utilizar el inglés como lenguaje mediador, aunque se pareciera más a su lengua natal.

Este espíritu le hace falta al viajero anglosajón. Aquí en Bristol he tenido la oportunidad de conocer a británicos interesados en mi idioma y mi cultura; y en Monterrey me ha tocado escuchar conversaciones entre mi padre y Chico Pop de Mierda, en las que mi padre saca todo su repertorio López-Doriguesco en inglés y Chico Pop contesta con su español Berlitz. Es lindo, pero no suficiente. Tu Darren promedio no se molesta en ver una película subtitulada, y no pasa de la ‘Macarena’ cuando quiere cantar algo en español. Y allá en México nos ves a todos berreando ‘Wonderwall’ como si fuera el himno nacional.

Igual de incómodos estaban ‘El Teacher’ y ‘Hannibal Lecter’. Igual de sólida era la muralla entre ambos. Igual de sólida es la barrera del idioma entre todos nosotros. Incluso entre quienes hablamos un mismo idioma pero venimos de distintos países. O entre vecinos, parejas, familiares, que nacieron donde mismo y aprendieron las mismas palabras. La comunicación, si carece de empatía, está condenada a romperse.

Por lo pronto los dejo con esta bella canción de Black Point sobre las barreras del idioma y la tecnología, acompañada de un brillante video dirigido y protagonizado por un montón de niños dominicanos:

Anuncios

Una respuesta a “Juaydegatapitusrito

  1. Yo tengo un vecino jamaiquino y sí se quiere ligar a todas las chavas del edificiooooo comprobado.
    Y es bien preacher como testigo de jehová te quiere convencer que te cambies de religión.
    Y grita mucho toda la noche.

    Ojalá fuera como el rastamouse!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s