No choqué, me chocaron (contraculturalmente)

Visit Mexico, por Ely González

Este mes son vacaciones, y he vuelto a Monterrey. En parte porque ya extrañaba a mi perra, a mis amigos, a mi familia, y a la comida. En parte porque debo trabajar en mi disertación y para eso tenía que volver. Estando aquí, me he dado cuenta de dos cosas:

a) el Monterrey que dejé ya no es el mismo
b) ya no me hallo con el Monterrey que queda

Las cosas han cambiado. Eso es bastante obvio. Antes habían cosas malas, pero seguíamos saliendo de noche. Venían más bandas, las tocadas acababan en la noche u ocurrían en la tarde, pero al menos sí podía salir y sí podíamos hacer cosas. Ahora no. Ahora no me dejan. El año pasado, vivía básicamente en Festival Ambulante. Esta vez no fui a una sola función. No había carro. No me dejaban.

¿Taxi? Ni hablar. Y cuando les digo a mis padres que para ir tomo el camión, es como si les dijera que me voy a tirar del Atirantado. Así que me quedo. Hay un pavor a caminar, a manejar, a tomar taxi, a usar transporte público. Antes subía y bajaba del autobús y del metro. Ahora, no hay permiso.

El Oxxo: casi dos semanas duré sin ir al Oxxo. Fuimos al dentista hace poco, y le dije a mi madre ‘vamos al Oxxo, que no he ido’. Ella me decía ‘¿para qué quieres ir al Oxxo?’. ‘Pues es que no he ido’. Y batallé demasiado para convencerla, cruzar la calle, y entrar al Oxxo. Fue como si le dijera que quería ir a un putero. Hay un miedo irracional a los centros de conveniencia, a las tienditas, a los lugar públicos en medio de la calle.

Ya uno no puede ni tener sexo en el Oxxo.

Hace poco quería pedir de cenar del Sushi-Itto de Cumbres. Ya no existe. Sólo el de San Pedro. A ningún lado podemos salir a comer o cenar, a menos que sea en un mall con mucha gente. Esa es la lógica que han tomado mis padres. Y me cagan los malls. Me caga el ruido, las pocas y patéticas tiendas, la ropa tan pequeña y espantosa que te hace sentir como un alienígena, la música apendejante de bandas como Camila o RBD, los acosadores que quieren que saques tarjeta de crédito. La actitud tan ‘familiar’ pero a la vez tan excluyente (aquí prefieren ver en público a parejas con hijos todos vestidos de Ed Hardy que a dos hombres tomados de la mano). Quería ir a comer a un restaurant de mariscos de por mi casa, y mis padres dijeron que habían rumores de que ‘ya lo compraron’.

Ese tipo de chismes y miedos, justificados o no, son los que matan a la ciudad.

Y luego no he pisteado. Allá tomaba como tres veces a la semana MÍNIMO (y mi salud mejoró según los exámenes, ojojojo) y acá no puedes decir que tomas o ya eres alcohólico. Allá tomas con la comida. Acá, con las penas. Comenzando con el concepto de bar: al pub va toda la familia y toda la gente, saliendo del trabajo, a beber, jugar dardos, conversar, y conocer al amor de sus vidas. Acá, a la cantina va el señor malacopa, a altas horas de la noche, a congalear, escuchar corridos tristes, y olvidar dicho amor de sus vidas.

No le estoy poniendo ni puta atención (put attention?) a la redacción. Es mera catarsis.

El chiste es que no me hallo entre tanta sangre (falsa y verdadera) y entre tanta moralina. Ni mi perra puede salir a cagar en la noche, porque balacean. True story.

Pero cosas como esta, esta y esta. No tienen nada de miedo y siguen haciendo eventos, actividades, imágenes, o simplemente música, música. Algún día haré algún texto hablando de lo mucho que me gusta Belafonte y por qué. Ahora no, porque sigo cagada. Quiero salir. No mamen.

Anuncios

2 Respuestas a “No choqué, me chocaron (contraculturalmente)

  1. Bienvenida realidad. No, espera… eso es una “teleserie”.

    Ok, bienvenida a la puta y jodida realidad de Monterrey y México. No somos todos, sólo unos pocos que como virus carcomen lo demás.

    Pero no somos todos y tenemos que tomar actitud de héroes pero creo que esa es posición que a ningún mexicano le gusta tomar, por falta de autoestima y por flojera; qué se le va a hacer.

  2. pero te fijas chica pop? es pura paranoia, como si en el mall fuera mas seguro que en el oxxo, como si en las estadisticas estuviera clarisimo que si sales a tomar es mas probable que te maten, matan igual de dia y de noche pero bueno, asi vivimos aqui que hueva, yo digo que mty no esta tan mal, lo que esta mal es la paranoia regia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s