Feliz Día de Islandia

(Estoy todavía trabajando en una reseña ‘de cerca’ de Isle of Wight. Sólo queda revelar unas fotos. Pero salgo aquí con un post rapidito.)

Hoy es el Día Nacional de Islandia, en el que se celebra el aniversario de la fundación de la República de Islandia. Aunque sea una isla atascada de cultura milenaria y con uno de los lenguajes más viejos aún en uso, apenas consiguieron independizarse de Dinamarca en 1944.

Como una de sus mejores exportaciones, además de pescados y productos de metal o lana, es indudablemente la música, les presento una pequeña lista de actos islandeses conocidos o desconocidos que amo hasta cierto grado:

Así es. También hacen rap en Islandia. Y mucho. De hecho, XXX Rottweilerhundar es parte de la segunda generación de raperos islandeses. Ellos, a diferencia de la primera, rapean en su idioma natal. Sus letras no serán básicamente sacadas de la Laxdæla Saga, pero son entretenidos. Aquí samplean a Portishead.

Entre la primera generación de raperos islandeses, que hacían lo suyo en inglés, está Quarashi. Comenzaron en 1996, pero apenas sonaron en México por ahí del 2002, cuando Telehit pasaba ‘Stick ‘em Up’. Otro sencillo que se promocionó en el país fue este. Se desintegraron tres años después, pero aún podemos escuchar ‘Mr. Jinx’ como ocasional música de fondo de algún programa tipo ‘Las 100 Celebridades que Más se Comen los Mocos’ en VH1.

Dikta es una banda con integrantes que llevan dos vidas: el vocalista es doctor, el baterista es piloto, y los demás son maestros. Juntos, son la respuesta islandesa a gente como Oceansize. Estaba búscandoles ‘Fimm Ára’, que alguien alguna vez compartió en alguno de tantos forums musicales que solía frecuentar, pero no la encuentro. Esta también está chula. Son parte del sello Smekkleysa (Bad Taste Ltd.), cofundado por Einar Örn Benediktsson, el otro vocalista de Sugarcubes.

Decir que Sigur Rós me salvó la vida es exagerado, pero poco. A los dieciséis estaba sola, fea, vestía como anciana, con una muerte reciente en la familia, y recién rechazada por un bato bien equis. Un amigo me mandó un archivo de QuickTime (porque antes no había YouTube) con el video de ‘Viðrar vel til loftárása’, y le sigo eternamente agradecida. Nunca antes había escuchado algo así. Parecía provenir del cielo, si es que existía. No creía ni creo en dios, pero toparme con ellos fue una situación divina. Como cuando un actor encocado se vuelve cristiano renacido. Ese verano no hacía más que escuchar Ágætis Byrjun todo el tiempo, ver las nubes, y escribir una novela basada en el video de ‘Viðrar’. Las locaciones y nombres originales eran en islandés – porque soy una traumada, pero últimamente lo he estado reeditando para que comience en Monterrey y continúe en un pueblillo imaginario del estado – por costumbrista del orto, y porque a lo mejor David Toscana me pegó un bicho (herpes regional) aquella vez que tomé un taller con él. Al año siguiente, los vi en Austin para celebrar mi cumpleaños 17, y fue uno de los mejores conciertos en toda mi vida. Conocí a Jónsi, me abrazó, y me firmó una copia del soundtrack de HlemmurEn fin, tanto ha seguido Sigur Rós conmigo, que lo que comenzó con ‘Viðrar’ para el corazón roto, planea continuar con ‘Njósnavélin’ para mi ceremonia nupcial. Ganando.

Emiliana Torrini es islandesa e italiana, y es uno de esos tesoros respetados pero no tan conocidos como Björk y compañía. Tiene un cover de ‘White Rabbit’ que seguro escucharon – si pueden escuchar mientras se la jalan – en Sucker Punch. Esta canción me hace feliz y me hace sentir como Georgie de La Selva.

Ya que mencioné a Björk: esta debió haber estado también en el post de videos que me marcaron en MTV y D99. Lo pasaban al menos tres veces al día. No me puedo quejar. ¿Recuerdan cuando Spike Jonze dirigía videos, y cada vez que lanzaba uno te hacía babear? Pues este fue uno de sus momentos más finos. Sigo deseando leer ese libro. O ver a Björk cantarlo/actuarlo. O simplemente ver a Björk.

Al último, esta chulada: Gus Gus en  la ceremonia de apertura del Harpa Reykjavík Concert Hall and Conference Centre. Con dieciséis años de experiencia, el ex-colectivo ahora cuarteto continúa haciendo electrónica de cinco estrellas. Ahora, en lugar de usar laptops como otros actos, manejan enooooormes máquinas con cables que conectan y perillas que giran. Cuando era pequeña y pensábamos que el año 2000 tendría carros voladores, ropa brillante y mayordomos robot, pensaba que así sonaría la música. Irónicamente, es con estos aparatos antiquísimos que Gus Gus lo consigue. Ahora nada más nos faltan jetpacks.

Sé que he dejado varios artistas y conjuntos islandeses atrás, pero no me vienen a la mente por ahora. ¿Algunos más que quieran honrar (o deshonrar) este día?

Anuncios

2 Respuestas a “Feliz Día de Islandia

  1. Uyyyy… pura chula’a de grupos. Y mira que menos de 1millón de personas viven en Islandia.

    Entre los grupos que se me vienen ahorita a la cabeza, están:

    Amiina (tipo Sigúr Ros pero más femenino, porque son 4 chicas).
    Valgeir Sigurðsson (JOYA!)
    Jónsi (joyaza!, con todo y brillitos divinos y hermosos).
    Lost in Hildurness (densa como viaje por un cello en celo).

    y son los que recuerdo ahorita pero estando en mi laptop me acuerdo de más.

    Hamingju með afmælið, Ísland!!

  2. Utssss amo a Jónsi! Y Amiiina llegó a tocar un buen rato echándole la mano a Sigur Rós en conciertos. Estuvieron en ese de Austin 2003 (zaz… como pasa el tiempo) y relindas las monas. Habré de checar las demás sugerencias, y cualquiera que te brote la rolas. 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s