El Porsche de Thom y Jonathan

Así como en el post anterior cité que La Rosa de Guadalupe hacía pensar que la música de los 80s en México se dividía en ‘Flans o fresa’ y Timbiriche, la escena ‘alternativa’ anglosajona de finales de los 90s se dividía aparentemente entre dos grandes masas. En una esquina, todo el rock alternativo que venía de Reino Unido, lleno de falsettos y guitarras chillonas. Quizás llorando por la muerte del britpop tras el ‘triunfo’ de Oasis sobre Blur. En la otra, desde Estados Unidos, un género en pleno apogeo que se hacía llamar nü-metal, con intérpretes maldicientos y gruñones e instrumentos de cuerda que hacían chugga-chugga-chugga-chugga como un tren del infierno. Los dos movimientos eran enormes, y a primera oída parecían ser lo único que ofrecía el rock en inglés. Todavía no se caían las Torres Gemelas y no había una cultura de consciencia sobre las enfermedades mentales, así que lo que unía a estos estilos tan dispares era ‘que les encantaba sufrir’.

Hubo un cúmulo casi infinito de bandas que se adherían a una corriente u otra, quizás hasta llegaste a conocer gente – o tú mismo – que estaba en alguna banda intento de British alt-rock o nü-metal. No obstante, como en el reino animal, cada manada parecía tener un líder. En la Isla de los Lamentos, Radiohead te pedía que detuvieras el ruido para que descansaran de las voces de los pollos no-natos. En la Nación del White Whine pre-9/11, Korn se sentía como un fenómeno con correa (quieres ver la luz). Sus vocalistas, el pequeño Thom Yorke con sus ojitos y el gigante Jonathan Davis con sus rastas, fueron y siguen siendo íconos representativos y fáciles de reconocer hasta para quienes no son fans de uno, de otro, o de ninguno.

Quizás más que ese bato que usa falda escocesa, la imagen de Fred Durst y su cachucha roja invertida tuvo mayor impacto y un mayor número de seguidores – aún los recuerdo a todos recogiendo a sus novias de la secundaria en el Pontiac Trans Am, pero el destino del vocal de Limp Bizkit nos es irrelevante para este artículo. Lo mismo aplica con el intento de mohawk de Fran Healy. ¿Fran quién?

Luego llegó el nuevo milenio. Las Torres se cayeron, pudimos bajar música a nuestros aparatos electrónicos, quitaron a Daria, ya no daba miedo The Blair Witch Project, y la gente dejó de hablar de la vida real en el Internet para hablar del Internet en la vida real. Se murió la Sontag, Baudrillard, y hasta Michael Jackson. Las cosas cambiaron mucho para todos, y también – mucho o poquito – para estas bandas.

Radiohead pasó por no uno, sino dos giros de 180 grados. Aún recuerdo cuando MTV pasó Kid A en su totalidad y estaba yo ahí, de secundaria, viendo mi mundo cambiar afuera y adentro para volverme devota de ellos durante toda la adolescencia. Después, ya en carrera, que dieron ese otro cambio en In Rainbows, con todo y canción incluída en esa peli de los vampiros. Dos fuertes mutaciones casi de acuerdo al espíritu de los tiempos, quizás un poco – sólo un poco – adelantadas a él. Pero siempre con los mismos miembros dedicados. Con Colin Greenwood, el bajista y fan número uno de la agrupación; y con Thom aún bailando como bestia hasta transformarse en un meme.

¿Y Korn? Siguió sonando más o menos igual. Acaso alivianándose con videos y temas más humorísticos. Empero, los cambios más grandes se han dado en los integrantes. Uno de los dos guitarristas, Brian ‘Head’ Welch (nada de Florence, niños modernos), se hizo cristiano y se fue del grupo. David Silveria, el galán baterista que prácticamente había consagrado su vida a la agrupación, dejó de tocar por motivos de salud y mejor se enfocó en su familia y en su restaurante.

La recepción de la audiencia y la crítica de ‘especializados’ los trató también distinto. Mientras que Radiohead es una pieza elemental a la que amas u odias, Korn es ese recuerdo que te hace reír y avergonzarte de tus pubertos problemas.

¿Y qué es, entonces, lo que los vuelve a unir hoy en día?

EL DUBSTEP

Así es: ese género derivado del dub y del 2-step garage que comenzó a nacer en Londres al mismo tiempo que Radiohead y Korn ya eran los grandes grupos alternativos, y que hoy se encuentra en su más grande apogeo. Igual que Radiohead y Korn como representantes polarmente opuestos de lo alternativo en cada uno de sus países y continentes, el dubstep es ahora distinto de un lado u otro del Océano Atlántico. En Inglaterra, con chuladas minimalistas y más acercadas al soul y al R&B, cuyos personajes más conocidos son Burial y James Blake. En Estados Unidos, atascado de sonidos chillantes, frenético como el drum & bass o el house, con Skrillex cargando el estandarte ante las cámaras. Sí, tanto el dubstep ‘sofisticado’ (también conocido como ‘post-dubstep’) como el ‘cochinote’ vienen del Reino Unido – con gente como Skream y Benga, este último llevando el género hasta el mainstream y más allá al producir a Katy B – y de otras partes del mundo – con el israelí Borgore haciendo énfasis en el ‘gore’ con ayuda de su pasado en el death metal y su gusto por el hip hop de bling bling y hoes -, cada país ha agarrado una obsesión por una corriente distinta. En uno, James Blake es nominado a un Mercury Award. En otro, Skrillex sale en la portada de Spin. La división definitiva se hizo recientemente, cuando Blake declaró que el dubstep que había llegado a Estados Unidos era más para un mercado de frat-boys,  machista, y donde conseguir el bajo más asqueroso lo hacía ‘casi como un concurso de orinar’. Acto seguido, Hipster Runoff publica una caricatura donde Skrillex encabeza la ‘batalla por independizarse de  la influencia británica’.

¿Y cómo utilizan Thom Yorke y Jonathan Davis el dubstep? Incorporándolo a sus crisis de mediana edad, como los señores que se compran un Porsche. Claro, en plena lucha de Independencia, cada quien tomó el bando que le correspondía – o al menos el que hacía más sentido.

Ambos han hecho DJ Sets. En los de Thom, suele tener una fascinación por Burial y actos como Modeselektor y Aphex Twin. En el exclusivo Boilerroom incluyó a Ramadanman y Anstam (nada de dubstep en este set). En un mix para 6music, salieron a relucir tanto Blake como Jamie xx. Es claro su apoyo por la electrónica europea, con pequeños coqueteos hacia el nuevo continente al poner a Madvillian y al chileno Ricardo Villalobos (el último más influenciado por la estética europea, viviendo en Alemania desde los tres años).

Jonathan Davis también se hizo DJ, y hasta fue a la ciudad de México a poner música después de la presentación de Infected Mushroom en el Six Flags, anunciado específicamente como un ‘DJ Set de Dubstep’. Ya había ido al Sonorama el año pasado, poniendo fistpumpeo digno de Jersey Shore, y hasta PA PANAMERICANO ft. Pitbull en Guadalajara.

Aquí no acaba nada. A principios de año, Thom Yorke colaboró con Burial y Four Tet para hacer un par de canciones, ‘Ego‘ y ‘Mirror‘. Suenan como el próximo paso después de The Eraser, pero con los característicos beats de Burial y las melodías de Kieran Hebden. Apenas el mes pasado, salió el video del sencillo ‘Shipwreck’ de Modeselektor. Fue la segunda vez que hizo algo para Gernot y Sebastian. Hace cuatro años, ya había prestado su voz a ‘The White Flash’, incluida en el álbum Happy Birthday. Ya tenía este vínculo con la electrónica en general, pero no fue hasta este 2011 que se le hizo trabajar con el ermitaño William Bevan.

Jonathan Davis, por su parte, deja muy clara su postura en la ‘batalla’ del dubstep: todo Korn es muy amigo, casi padrino, de Sonny Moore. En la entrada de Wikipedia del muchacho, los mencionan como ‘actos asociados’. En Coachella, subieron al escenario a tocar con él para el asombro de muchos (que quizás lo encontraron tan extraño como la alianza entre Katy Perry y Kenny G). Uno de los temas que interpretaron fue ‘Get Up’, producido por Sonny para el nuevo álbum The Path of Totality, programado para finales de año. Pero no crean que Skrillex es la única sorpresa electrónica entre un montón de guitarras enojonas: también fue producido por otros Team America dubsteppers como 12th Planet, los canadienses Datsik y Excision, el ‘somewhere-near-London’er Feed Me y los holandeses Noisia; además de haber sido co-mezclado por Downlink. Más que un disco de Korn&Friends, es un disco de Korn&Dubstep, casi a la manera de esos discos de Bossa’n’Roses, pero con el grupo original involucrado. Pero no todo es más pa’cá que pa’llá en la relación entre Jon Davis y la brotronica. ¿Por qué creen que vino con Infected Mushroom? Porque en el 2009 les prestó sus vocales para la radio-friendly ‘Smashing the Opponent’, y hasta sale en el video desde una pequeña televisión en la barra de un centro nocturno.

Como hemos visto, los proyectos fetiche de Thom Yorke son Burial y Modeselektor. Los de Jonathan Davis son Skrillex e Infected Mushroom. Por un lado, la elegancia inglesa y alemana. Por el otro, el mirreyismo estadounidense e israelita.

Quizás las conexiones entre unos estilos y los otros tengan que ver con los orígenes que los unen. Sonny Moore era vocalista de los emocore From First to Last; y después hizo algo un tanto pasable de rock alternativo electrónico con lo que se fue de gira como abridor de Team Sleep, proyecto de Chino Moreno, líder de Deftones, también asociados con el nü metal y también muy amigos de Korn.

James Blake, por su cuenta, es hijo del guitarrista James Litherland, especializado en el rock progresivo y el jazz, e intérprete original de esta canción. Radiohead comenzó a incorporar James Blake ñoñoelementos de estos géneros desde Kid A, o quizás desde antes, cuando incorporaron la rapsodia (‘Paranoid Android’) a un estrato del rock contemporáneo que quería mantenerlo todo breve y uniforme. Blake es abierto acerca de su pasión por el pop. En sus años universitarios, se ganó el odio de sus compañeros de departamento al trabajar día y noche en una mezcla de ‘Careless Whisper’ de WHAM!. ‘Limit to your Love’, su otro sencillo famoso, es una cachonda abstracción de la original de Feist. Radiohead, por su parte, no es ajeno a realizar tributos: escuchen todos estos covers.

Después de aquel comentario hecho por James Blake, a la fecha, no han salido contestaciones ni de Skrillex ni de los padrinos Thom y Jonathan. Quizás al rato alguno de ellos – o sus amigos – aviente un niurkazo durante los próximos días. Habrá que recordar que Fred Durst era fan de la camorra tanto contra los del ‘otro bando’ (‘Placebo sucks!’) como los del suyo (‘Slipknot sucks!’); y el mismo Thom Yorke no esconde su ‘preocupación’ por Coldplay y The Strokes, mostrando una actitud tan mamerta hacia Chris Martin que lo hace tener pesadillas.

El campeón inicial de la batalla por el britpop había sido Oasis, pero ¿quiénes siguieron con los proyectos colectivos e individuales más diversos y con mayor alcance? ¿Quiénes terminaron musicalizando alteregos animados que pusieron a niños y adultos – y adultos aniñados – a sus pies? ¿Quién preparó mi queso [via Spencer Johnson]? Pero, ¿quiénes salieron de las profundidades del amor y el odio para sacar sus proyectos alternos hace poco? ¿Quién sacó una línea de ropa? El britpop habrá sido declarado muerto por los snobs, pero los altibajos en productividad de sus otroros líderes continúa.

Quizás suceda lo mismo con los ‘príncipes’ del dubstep, y eventualmente terminen rolándose las coronas. A ratos siendo Príncipe Regente, a ratos siendo el Hombre de la Máscara de Hierro.

Anuncios

3 Respuestas a “El Porsche de Thom y Jonathan

  1. Como se nota el paso por el posgrado. ¡Casi una tesina de dubstep!

    [Cyn: jiji, gracias. Es que acuérdate que lo hice en Bristol. ¡Oh, las barbariTa-Tes que atestigüé al ritmo de ellos!]

  2. Compadre, tu blog ha sido una delicia de leer; entre la manera tan cagada en que escribes y los detalles informativos que tanto enriquecen a tu articulo, y aparte mexicano!

    Aplausos electronicos

  3. Mil perdones Cinthya! Solo ahorita cai en la cuenta que no eres compadre*.. Por otro lado te mando un saludo desde la colonia Tecnologico en Mty y suerte viviendo del otro lado del charco!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s