Toma, chango, tu banana.

¿Se acuerdan cuando los de Top Gear se burlaron de los mexicanos diciendo que nuestra comida sabía  a vómito con queso y que todos éramos unos flojos? ¿Se acuerdan cómo nos cagamos por eso?

Bueno, ahora la ira fue de México, para México.

Platanito es un payaso de esos ‘para adultos’ que hace chistes simplones mezclados con palabrotas y comentarios fuertes. Lleva haciendo lo que hace algunos años en la tele. Sin embargo, no es hasta ahora que hace enfurecer a las masas con un chiste sobre la guardería ABC que hizo en un evento privado:

Ya todo México estuvo enardecido. En twitter, el hashtag ‘#FueradelairePlatanitoShow’ fue Trending Topic. Los mismos padres de los niños de la guardería expresaron su desaprobación. Tal fue la presión, que Platanito hizo un video pidiendo disculpas, sin peluca y sin nariz:

Al borde de las lágrimas, afirma que sí se pasó de lanza. Sin embargo, también se escuda detrás de dos factores: que ayuda a la Fundación Michou y Mau (un argumento de esos tipo ‘NO SOY RACISTA, GOEI. VEO EL PRINCIPE DEL RAP’), y que el video fue de una presentación privada filmada sin su autorización (onda ‘POR ESE TIPO DE VENTANEOS DEBERÍAN REFORZAR LA LEY DÖRING Y APROBAR LA SOPA Y LA PIPA’).

No está en mí perdonarlo o no. El incidente de la guardería ABC ha sido de esos que más me ha aterrorizado, con pesadillas y horribles imágenes mentales. No soy tan niñera, y siempre comento que me gustan más los perritos y los gatitos que los bebés. Tampoco es que puedo tenerlos porque MIS ENTRAÑAS ESTÁN PODRIDAS. Pero el amor al prójimo duele, y más con aquel incendio que bien pudo haber sido evitado. Conozco gente que ha perdido hijos, dentro o fuera de su vientre, y ha sido una experiencia impactante que jamás puede superarse. Mi abuelita tuvo trece hijos. Dos de ellos, los perdió de bebés por tosferina, y aún teniendo los otros once, el dolor fue irremediable. Casi al final de sus días, perdió a una hija (ya muy mayor) por hepatitis. Igual de doloroso. Otra abuelita, once hijos, uno murió de bebé y otro, ya adulto y tras superar su alcoholismo, por un infarto. ¿Adivinen a quién siempre hecha de menos cuando nos juntamos TOOOOOOOOOODOS los demás para Navidad? Nueve hijos, veintemil nietos, tres bisnietos, pero siempre hace falta Mario. El ‘tío Mariachi’ que siempre se ponía hasta las chanclas con su novia. O la tía cuya niña falleció de cáncer antes de siquiera tener su primer beso. Su depresión fue tal, que se electrocutó en la maquiladora donde trabajaba, y tuvo que incapacitarse hasta que volviera a funcionarle bien el brazo. Todas estas han sido muertes por causas naturales, premeditadas o no por el reloj biológico. No quiero ni imaginar cómo sería perder a un hijo tras un accidente TAN PENDEJO (as in, tan evitable) como el de la guardería ABC o por un asesinato.

El goei ya se disculpó. OK. Como ya dije, no está en mí perdonarlo. Punto final. Cambio de página. Ahora, que se disculpe por todos los demás chistes que hace: sexistas, homofóbicos, racistas, gordofóbicos, xenofóbicos… sin olvidar los chistes pedófilos de Michael Jackson. A veces hago chistes de pedobear onda ‘vi a un batito de prepa y estaba bien guapo, :pedobear:’, pero recuerden que las acusaciones a Michael fueron las que arruinaron su vida y su carrera. Después de que aquellos padres del primer niño lo acusaron por primera vez, ya nada volvió a ser igual. Aún encontrándolo inocente, los chistes pedófilos de Michael siguieron y siguieron, aunque se comprobara que él sólo quería ser su amigo, y que casi casi era asexual. Esa burla devino en depresión que devino en adicción que devino en su muerte.

Igual los chistes de raza, género, preferencia sexual, tamaño, clase y origen. Estos chistes, consciente o inconscientemente, son material perfecto para que la gente formule estereotipos. Por culpa de estos estereotipos, encuentran justificación para hacer todo tipo de atrocidades o injusticias. Desde hacer ruidos de cochinito cuando vaya pasando una gorda, burlarse en la escuela de una muchachita de piel oscura a tal grado que termine orinando la cama del miedo, hasta no dejar que la gente ‘feíta’ entre a un antro, despedir a alguien por tener una enfermedad mental, o asesinar a alguien sólo por identificarse con un género ajeno al de sus genitales. De poquito en poquito, estos chistes justifican muestras de odio, casi haciéndolas ver como actos de heroísmo. Sólo recuerden a todos esos adolescentes homosexuales que se han estado suicidando ‘para ahorrarles el trabajito’ a quienes injustificadamente los odian.

Me gustaría ver a Platanito disculparse también por estos otros chistes. Y de paso, a toda la prensa, radio y televisión mexicana. Al ‘Maraco Gay’, a ‘Las Lavanderas’, al chinito de Elektra, a Óscar Burgos con su personaje de Masiel, al Compayito, a Eugenio Derbez, a todos esos de progamas mañaneros que hacen voces ‘de amanerados’, y a todos los que, durante la cobertura de los Juegos Olímpicos y los Mundiales de fútbol, imitan la raza y el acento de los lugareños que hospedan dichos eventos. El año pasado bien vimos que el blackface seguía vivito y coleando en el Mundial de Sudáfrica. ¡Y ni me recuerden las Olimpiadas de Beijing! Este tipo de humor, igual que los chistes crueles sobre niños muertos, hace muchísimo daño. Incluso cuesta vidas.

Las VIP también se burlaron de Michael Jackson y lo relacionaron con la guardería ABC. Es una pena, porque fuera de ese comentario y del ‘Y YA ERA BLANCO, GOEEEI’ (que quizás es chistoso porque te burlas de la ignorancia de la VIP, y no de la raza de Michael), estaba bastante bueno. Lo de ‘Hey Jude’ me partió de risa, por ejemplo:

Y tampoco olvidemos cuando El Lonje Moco recibió ‘una carta de la ONU’. Los familiares latinos que perdieron padres e hijos en el 9/11 lo han de haber encontrado chis-to-sí-simo. NOT.

Anuncios

3 Respuestas a “Toma, chango, tu banana.

  1. Gracias, por hablar de sus demas chistes. Es complejo el tema por la cuestion de su despido. Se supone que vivimos en un estado de derecho y y tenemos libertad de expresion para bromear de lo que sea.

    Entonces entra la cuestion de que algunas bromas duelen y ahora si nos ponemos a censurar.

    Es tarea de todos practicar la etica, empatia y tacto y tener la prudencia para no cagarla como lo hizo Platanito. Tambien es tarea individual de todos auto elevarnos el autoestima (ja) y no dejar afectarnos tanto por los chistes, ya sean de apariencia, sexo o ideologia.

    Si un chiste te ofende, expresa que no te causa gracia. Que la otra persona comprenda, ya es otra historia.

    (Cyn: además de ayudarnos a aumentar el autoestima para que los chistes no nos afecten, que quienes toman decisiones importantes e irreversibles contra nosotros en base a estos chistes consigan ayuda para demoler estos estereotipos y ver qué es lo que falta en sus propias vidas como para que hagan todas estas cosas horribles.)

  2. Todo ésto tiene de base la ignorancia, de ambas partes, emisor y escuchas. Como dice el otro comentario, es complejo, y en todo caso, multifactorial.

  3. nos ofendemos por un chiste -muy malo, como los chistes de Krusty que hace sobre el KKK en el Teatro Apollo- pero no nos ofendemos por la verga de luz de 1000 millones de pesos (mas otros 100 millones anuales para que luzca impecable y brillosa) o no nos ofendemos por un misero banner de 1 millon de pesos (yo hago banner mas bonitos y no cobro eso, los hago gratis!) es complejo el asunto, en todo caso deberian de censurar a Platanito por sus chistes malos malos como la carne de burro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s