Domingo en el museo

Este domingo fue un hermoso día de descanso. El plan era sólo ir a un almuerzo dominical (de los que hablaré en algún otra ocasión) en el centro de la ciudad. Pero, entre la caminata, recordé que eran los últimos días de una exposición que quería ver. Así que cambiamos de plan, y fuimos primero a la Manchester Art Gallery.

Manchester Art Gallery desde la calle Mosley, con columnas jónicas en la entrada principal a la manera neo-clásica griega. Foto: David Dixon.

La Manchester Art Gallery es una galería pública de arte. El edificio, diseñado por Sir Charles Barry, existe desde 1824, cuando era sede de la Royal Manchester Institution. En 1882, la institución cambió de lugar, y el recinto fue dedicado a mostrar la colección de arte de la ciudad. La entrada es gratuita, salvo en casos de exposiciones temporales; y se encuentra cerca de la Biblioteca Central, la plaza de San Pedro, y la parada correspondiente del tranvía local.

Nosotros fuimos a ver la exposición de Ford Madox Brown, precursor de la Hermandad Pre-Rafaelita. Nacido en Francia, pero con padres ingleses, FMB es de gran importancia en Manchester, al haberse encargado de los murales del Ayuntamiento.

Autorretrato de Ford Madox Brown a los 24 años, óleo sobre madera, 1844-5.

FMB era muy observador. Con estudios en escuelas francesas y belgas, pero anti-académico a más no poder. Después de un viaje a Italia para intentar curar a su después finada primera esposa, descubrió a los artistas medievales previos al Renacimiento, y le sorprendió el uso de colores intensos y la libertad de los personajes. Metió mucha de su obra nueva a concursos, en los cuales no ganó, pero consiguió llamar la atención de jóvenes como Dante Gabriel Rossetti y William Holman Hunt, quienes crearon un grupo basado en lo mismo que FMB: en el arte antes de todas las restricciones del Renacimiento, antes de Rafael. De ahí viene el nombre Pre-Rafaelita.

Ford Madox Brown, dibujo de Emma Hill para The Last of England, carbón sobre papel.

En la exposición vimos varios de sus dibujos, que pude analizar de cerca y ver que lo hacía con la mentada técnica del achurado que me trajo tantos dolores de cabeza en la materia de Dibujo Natural en la licenciatura. Pero a él sí le salían lindos, porque lo suyo sí era dibujar. Y pintar, ya sea al momento (como en The Pretty Baa-Lambs) o después de varios bocetos en lápiz, tinta, acuarela, y óleo en pequeños cartones.

Ford Madox Brown, Work, Óleo sobre tela, 1852-63

Durante la Maestría en Historia del Arte, analizamos detenidamente dos de sus más importantes obras: WorkThe Last of England. La primera, un ambicioso ensayo sobre las diferencias socioeconómicas y cómo es la clase obrera la que construye y mantiene a la nación. La segunda, una muestra de la desesperación y la pobreza que llevó a muchos ingleses a emigrar a Australia y Estados Unidos. En ella, quizás proyectándose, se pintó a sí mismo junto a su segunda esposa (y modelo favorita) en un barco lejos de aquí. Por fin, en la exposición se me hizo conocerlas ‘en persona’. Al fondo de la sala, después de que un grupo de turistas pasara una hora analizándolas con ayuda de una guía, las pudimos ver desde todos los ángulos. Igual de conservadas e intensas que hace casi doscientos años.

Fotografía tomada a escondidas en el interior del museo, en la exposición de Ford Madox Brown. Se ve el grupo del recorrido guiado, y una guardia que inmediatamente vino a decirme que no tomara fotos. Jejeje.

Algo que me encanta de Reino Unido es el gusto con el que las familias van al museo. Los niños son por lo general respetuosos, los padres se preparan previamente, y juntos leen los contenidos de las cédulas y contemplan las obras. No sólo eso, sino que los padres les dan su propio recorrido guiado a sus hijos. Casi como los que dábamos los de Servicio Social en los museos mexicanos a los niños de primaria. Les preguntan ‘¿Qué es esto?’ ‘¿Qué está haciendo este señor?’ ‘¿Por qué crees que lo hace?’, o ‘¿Qué colores ves aquí?’ ‘¿Qué es lo que te gusta más? ¿A qué te recuerda?’, y entablan deliciosas conversaciones todos juntos. Los niños les preguntan cosas a los padres, y ellos les contestan de la manera más apropiada a su edad. Hace años, en una exposición de Francis Bacon, viendo las influencias que tomaba aquel pintor de la cultura contemporánea, me tocó ver a un señor contarle a su hija sobre El Acorazado Potemkin, de cómo fue una película muy importante, y le explicó lo que pasaba en la escena de la enfermera, cómo a Bacon le impactó tal imagen, y cómo después de estudiarla y bosquejarla, logró pintar algo basado en ella. No era como los padres de familia en otros lugares, que nomás les dicen ‘no sé’, les gritan, les dicen que se callen, que pongan atención memorizando y no razonando, y no les inspiran amor al arte. Hasta maestros de primaria y secundaria, en recorridos en MARCO, pude ver diciéndole a sus alumnos ‘memoricen la cédula, porque va a venir en el exámen. Óleo sobre tela, tantos por tantos centímetros, de qué colección es’. Como si fueran tablas matemáticas. Eso aquí no se ve. Aquí se alenta a los niños a pensar por sí solos, a analizar las obras desde varios puntos de vista, y a sacar sus propias conclusiones. A que ellos mismos sepan con qué se quedan de lo que vieron en su visita al museo. Los patrones bajo los que trabajan los talleres de servicios educativos de museos mexicanos, aquí los ven los chicos desde temprana edad, en familia.

Sería fabuloso que así se tratara a los hijos en cualquier parte del mundo. Como seres pensantes y como creadores en potencia. Ver a la audiencia en acción es un espectáculo casi tan maravilloso como ver las obras. Si no es que más.

Ford Madox Brown, The Last of England, Óleo sobre panel, 1855

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s