Toda una Master

Como les había dicho, vine a Reino Unido a hacer una Maestría en Historia del Arte en la Universidad de Bristol, aunque ahora vivo en otra ciudad. La semana pasada, fuimos un par de días a Bristol finalmente a la ceremonia de graduación.

Cuarto con una pequeña división (con un foco redondo sobre la cama) entre la cocina y la cama. Cama matrimonial con edredón celeste y verde limón, y una almohada azul y otra rosa con verde limón. En la pared, cuatro postales, y un hilo grueso del que cuelgan varios aretes.

Nos quedamos con mi amiga Jezu en su departamento. Es un hermoso ‘studio’ (departamento de un sólo cuarto) en el área de Stokes Croft, una comunidad rica en arte y cultura. Tiene cocina, escritorio y una ventana/balcón en la que te puedes sentar o acostar, leer un libro y ver a la gente pasar.

Ventana/balcón con cortinas rojas; y un macetero, cojín, y luces navideñas rojas bajo la ventana. Afuera se ven otros departamentos.

La graduación fue bastante peculiar, y algo distinta a las graduaciones en universidades mexicanas. Fue en el Great Hall del edificio Wills Memorial, una torre neo-gótica de principios del siglo XX entre Queens Road y Park Street en la que se encuentran la Escuela de Leyes y el Departamento de Ciencias de la Tierra de la Universidad de Bristol.

Wills Memorial Building. Foto: Rob Brewer.

Bueno, la ceremonia. El Great Hall, como dice su nombre, es un gran salón, con ventanas enormes, techos altísimos con arcos dorados, páneles de madera con delicados detalles. Al fondo, asientos especiales para los catedráticos y demás superiores de la universidad, con el organista al centro tocando complicadas piezas casi tirándole al rock progresivo.

Great Hall del Wills Memorial Building. Foto: Jim Shields.

Al ritmo del organista, comenzaron a entrar por los pasillos los directores de las carreras, de las divisiones y del departamento. Cada uno, con su toga y birrete de acuerdo al nivel de aprendizaje o de importancia en la institución. Quienes contaban con doctorado, usan algo parecido a una boina gigante y una colorida toga. Mientras más iban avanzando, más ostentosos eran los atuendos del personal. Había un par con un enorme abrigo negro con cuello blanco, un look al que mi marido bautizó como ‘Goth Santa’, o ‘Santa Gótico’ (no del estilo arquitectónico, sino de esos que se pintan de negro y oyen a Siouxsie and the Banshees). Mientras más importante la persona, más grande el cetro de sus guardias. Así fueron hasta que llegaron los más importantes, entre los que se encontraba un señor de pantalón y saco negro con camisa blanca neo romántica y una espada delgada. A él lo conocimos mis amigos y yo como ‘el pirata’. Finalmente, nos pusimos de pie para recibir a la vicerrectora: una linda señora con un enorme saco negro del doble de su tamaño, con hilos de oro, y una boina mucho más grande que su cabeza. Ella fue quien dio inicio oficial a la ceremonia.

Catedráticos y personal de la Universidad de Bristol, con la Vicerrectora al micrófono. Foto: Jezu Viviani.

El Director de la División de Artes y Humanidades fue el maestro de ceremonias, y con su fuerte voz nos fue llamando a graduados de cada carrera en Licenciatura, Maestría y Doctorado. Iban pasando por filas a través de un pasillo, y cada alumno, al ser nombrado, era aplaudido por compañeros y familiares mientras caminaba al frente y era ‘bendecido’ por la Vicerrectora. Para esto, poníamos nuestras manos en posición de oración, ella nos las tocaba con las suyas, y nos deseaba el mayor de los éxitos en nuestra vida profesional. Después de eso, bajábamos por nuestro título, íbamos por otro pasillo a recoger más papelería para ex-alumnos, y regresábamos en orden a nuestros asientos. Ya que nos habían nombrado a todos, fue tiempo de otorgar el doctorado Honoris Causa del semestre. Lo bueno de haber estudiado en Artes y Humanidades es que los Honoris Causa suelen ser personas muy interesantes. El semestre pasado que fuimos a la graduación de nuestra amiga Camila (que se graduó en Artes Escénicas), el Honoris Causa fue para un miembro de la Royal Shakespeare Company, director de una de mis versiones favoritas de Hamlet. Este semestre no fue la excepción, y el homenajeado fue el director cinematográfico Michael Winterbottom, encargado de filmes como 24 Hour Party People (que fue una de las razones por las que viví en Manchester…), 9 Songs y The Road to Guantanamo.Uno de mis compañeros estudió la Maestría en Cine precísamente porque Winterbottom la tomó ahí, así que imagino ha de haber sido un honor para él que, durante su ceremonia de graduación, hayan premiado a su ídolo. Al final, la Vicerrectora dio por terminado el evento, y tocaron ‘God Save the Queen’, el ‘himno nacional’ del Reino Unido. Qué flojera ser la Reina y que para todo usen tu canción.

Yo de perfil, en toga negra y capa marrón, en un laberinto de espejos.

Claro que yo también me vestí ‘curioso’ para la ocasión, pero no tanto como los superiores. Quienes nos graduamos de Licenciatura o Maestría, rentamos una toga negra con capa marrón. Si quisiera vestir algo más extravagante, tendría que graduarme en doctorado, y eso requeriría dos cosas: o dedicarme por cuatro años a preparar un librote sobre algún tema desconocido; o – como Winterbottom – ser ‘gongona’ (como diría mi tío Victor) en lo que hago durante más de dos décadas y ver si mi alma mater me concede un Honoris Causa. Creo que lo último me parece más atractivo. Después fuimos a la ‘tea party’ de la Universidad, que no fue ni tan del té ni tan fiesta. Te vendían la champaña y todo eso. Me gustó más cuando fue la de la Camila, que estuvimos en el jardín de la Universidad, con el laberinto de espejos y su propio lago. Pero de ahí, cenamos en Wagamama, y logré convertir a la Jezu al Yasai Katsu Curry. Jejeje. ¡Siguen USTEDES!

Esto no es todo lo que hicimos en Bristol. Sigue otro post al respecto. 😉

Anuncios

4 Respuestas a “Toda una Master

  1. Gracias. ¡Encontrar trabajo! Y seguir escribiendo. O escribiendo como trabajo.

  2. que recuerdes que te quiero mucho y te extraño mucho ,toda la familia te quiere

  3. Awww muchas gracias, Andreita. Yo también te quiero y extraño mucho. Saludos a todos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s