De lejos: Coachella 2012 – Día Uno

Festival aprobado por David Hasselhoff.

Lo sé. El año pasado les había jurado, tras la fascinación con la transmisión en vivo a través de YouTube, que algún día asistiría al festival Coachella.

Desafortunadamente, este año no se pudo. Pero como quiera contamos con la astucia de la transmisión oficial en YT. Mi problema este 2012, estando en horario de Greenwich, era saber si podría ver las repeticiones de los eventos de cada día. Sentí un poco de tristeza al despertar el sábado a las 9:oo AM GMT y ver que mis amigos en México habían twitteado hace una hora o dos lo mucho que se estaban orgasmeando con Refused o M83. ‘Ya me lo perdí’, pensé. ‘Ni modo, a ver si me desvelo hoy y mañana para alcanzar lo demás’. No fue necesario. En cuando comencé a sintonizar a eso del mediodía, estaban volviendo a pasar a los Arctic Monkeys. Gracias a esta consideración, fue posible pasar la tarde del sábado imaginando que estábamos en el festival a través de la Web 2.0.

Como les dije, comencé inesperadamente con Arctic Monkeys. Fue una gran sorpresa, como no fan ni seguidora paso-a-paso de la banda, ver lo mucho que se han desenvuelto hoy en día. Aún los recuerdo tímidos y parcos – especialmente Alex Turner – al recibir su Mercury Prize en el 2006. Es curioso, pero ahora que Alex ya no anda con Alexa Chung, se ve mucho más galán y con estilo. No queda casi nada de sus múltiples barros post-adolescentes, trae un corte de cabello rockabilly que le queda demasiado bien, y una actitud más desenfadada que nunca. Quien antes me recordaba a un ratón, ahora me recuerda a Rudy de Misfits. Así de grueso se ha revelado. Ahora son más pesados, hacen mucho más ruido, y tienen una reciprocidad tremenda con la audiencia. Todavía les falta un poco, pero vaya que han evolucionado en seis años.

Le cambié poquito a WU LYF, cuando tocaron esa de los adolescentes fluorescentes que me da hueva, y me dio mucho más hueva WU LYF. No los había escuchado antes, y lo único que tenía de referencia era que eran ingleses y que habían cancelado su presentación en México (pussies). Entre ellos y HURTS, podemos darnos cuenta de lo mucho que ha empeorado la escena musical en Manchester; muchachos bonitos y a la moda, pero con una propuesta copypasteada de los 80s y de las cosas trendy que hoy escuchan. WU LYF me sonaba a que querían ser como Future Islands, pero sin lo ‘viejito y descuidado’. Un niño con diarrea en los teclados y el micrófono. Para dormirse y soñar feo. Que bueno que no fueron a México. Que se diviertan en su ciudad comiendo salchichas grasosas y haciendo chistes de p*kis.

(te odio, Manchester)

Equis. Después vimos a Pulp siendo fabulosos – como siempre. Tenían el mismo escenario que en Isle of Wight, lo cual nos trajo hermosos recuerdos. Jarvis actuaba como todo un frontman con sus movimientos entre chistosos y sexies, comiendo uvas y conversando con el público. Cuando tocaron ‘This is Hardcore’, los anglófilos fanáticos entre la multitud la cantaban de pé a pa, cosa que muy pocos hicimos en IoW. En América son también de culto, pero con temas diferentes a los del viejo continente. Por ejemplo, en Coachella cantaron ‘Mis-Shapes’; y en IoW tocaron ‘I Spy’. Y siguiendo con el amor de los americanos a This is Hardcore, Pulp les regaló ‘The Fear’ (¡malditos!), y a nosotros nos dio más cosas del Different Class como ‘Underwear’ (¡lero lero!). De todos modos fue una presentación ejemplar, y un ejemplo – mas no el único, como verán más adelante – de que las reuniones de bandas no tienen que ser aburridas, dinosaurias y en automático. Haters gonna hate.

Luego siguió Mazzy Star, a quienes les faltaba un poco de brillo. No sé, Hope Sandoval no parecía cantar muy bien en vivo. Ironías de la vida, mejor vimos a Luke Jenner desafinar DE LO LINDO con The Rapture. Es gracioso como hace diez años lo que hacían ellos y todos los demás de DFA Records era visto como ‘música hipster’, cuando lo que ahora escuchan los escenosos es más de la onda barbudo-en-medio-del-bosque. Me divertía más el dance punk, y lo sigue haciendo. Vimos cómo, casi diez años después, ‘House of Jealous Lovers’ sigue siendo un himno rompepistas. Hablando de Misfits, ahora la chaviza relaciona ‘Echoes’ como el tema principal de la serie. Si tan sólo pudieran divertirse más, como nosotros lo hacíamos… *suspiro* En fin, los nuevos temas están okay, acaso con títulos cursis de antaño: ‘Sail Away’ (¿’Orinoco Flow?’), ‘How Deep is Your Love’ (BTW, recemos por el Bee Gee en coma)… ¿qué sigue? ¿’Careless Whisper’?

Quisimos ver qué onda con Black Keys y por qué la gente les hace tanto chanchullo.
Seguimos sin comprenderlo. Rock’n’roll setentero de estadio a tres Bacardi Ice de convertirse en Kings of Leon. Mejor descansamos un poco e hice de cenar con Explosions in the Sky de fondo, en lo que comenzaba Refused. Alcanzamos a ver un poco de M83, con sonido muchísimo mejor que cuando los vimos en el Ritz de Manchester. Alas, la voz de la chica casi no se escuchaba; pero eso sí: la cámara enseñaba hasta lo que no de su vestido.

Lo de Refused estuvo maravilloso. Nada ni nadie pudo prepararnos para ese torbellino escandinavo del más puro hardcore punk. Gritos y guitarras incesantes, como en los viejos tiempos, acompañadas de la impecable imagen de Godinez gone wild de los muchachos.
Fue una reunión tan intensa y genuina, que al vocalista Dennis Lyxzén se le llenaban de lágrimas los ojos en varias ocasiones en las que se dirigía a la audiencia. Por ejemplo, cuando dijo que era un escéptico de las reuniones, y que quién hubiera querido escucharlos
tocar canciones de hace catorce años. La respuesta que le dio el festival: CENTENARES DE PERSONAS (sin contar a millones acá en casita). Sólo vean los rostros extasiados de los fans.

Verlos fue como regresar el tiempo y tener diecisiete años de nuevo. Los temas siguen igual de vigentes, y espero los mensajes sean escuchados por nuevas generaciones. Verlos tocar, por ejemplo, ‘Summerholidays vs. Punkroutine’, llena de tantas vibras como en la preparatoria. El momento en que tocaron ‘New Noise’, casi me da síndrome de Stendhal. Fue como estar en casa de mis padres, descubriéndolos en 120 Minutos a las tres de la mañana, cagándome encima una y otra vez. A Dennis parece que le dio lo mismo, y tuvo que reposar más de dos minutos en el suelo, aún levantando alaridos entre las multitudes. El concierto fue épicamente clausurado con ‘Tannhäuser/Derivé’, donde el maldito Dennis me hizo llorar pidiéndonos que ‘always stay fucking curious, always stay fucking wild’. Así como ellos lo han hecho. Desorientados, pero vivos. Sin que el aburrimiento los atrapara esta noche.

Por cierto: FALLOTA que no hayan transmitido a EMA. En lugar de Amon Tobin o Swedish House Mafia – que de ellos podemos mejor poner el disco [más bien los mp3] y da lo mismo.

Anuncios

Una respuesta a “De lejos: Coachella 2012 – Día Uno

  1. Traia la onda de escribir acerca de los actos que vi del Coachella pero no vi mucho que digamos por las obligaciones familiares y la discada que se nos atravesó, interesante review.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s