Chip and PIN, rescatadores

¡Ah, esos son otros! No se crean.

Tengo dos tarjetas de débito. Por desgracia, las dos con puros centavitos. Una es la mexicana, con la que llevo como cinco años; y la otra es la británica, que saqué en cuanto me mudé para acá. Es necesario tener tarjeta nacional porque no en cualquier establecimiento te la aceptan, y porque puedes depositar – centavitos – en el banco más cercano a ti, sin tener que depender de tus parientes o amigos allá en la Suave Patria.

Además, porque las tarjetas extranjeras aquí no son tratadas como si fueran de otro país, sino como si fueran de otro mundo.

Comparando tarjetas de débito. La de arriba es la mexicana, la de abajo es la británica. Los datos importantes fueron borrados para que no me roben mis centavitos.

En el 2004, Gran Bretaña e Irlanda adoptaron un nuevo método de seguridad, registrado bajo el nombre de “Chip and PIN”. Cada tarjeta tiene un chip más pequeño que un alfiler, como reemplazo a la frágil cinta magnética que se usa en otros países. En el negocio al que vayas que cuente con “terminalita”, introduces la tarjeta en una ranura en la parte inferior o superior de la máquina. Ella lee tus datos, y te pide tu Número de Identificación Personal (Personal Identification Number, PIN), el cual introduces sin que el vendedor te vea. Una vez que lo aprueba, la transacción se completa.

Muchas terminales todavía tienen ranura lateral por si alguien utiliza tarjeta con cinta magnética. No obstante, ya que muchos empleados no recuerdan tiempos más allá del Chip and PIN, se confunden muchísimo. Me ha tocado que los tengo que guiar paso por paso con la tarjeta mexicana, desde cómo encontrar el área por donde pasas la cinta, hasta que lo que pasen sea la parte que tiene la cinta, hasta que te pidan la firma y tengan que comprobarla. A veces es tal el hastío, que ni se molestan en el último paso, y completan la transacción como si fuera labor de parto.

Las mismas tarjetas, por detrás, para demostrar que las dos tienen cinta magnética. Tampoco sin información personal.

Pero si la británica sigue teniendo cinta magnética. No entiendo. ¿Qué tal si el chip se descompone, o le cae algo encima, o si ocurre un pequeño “accidente”?

De todos modos, los fraudes han bajado considerablemente desde que ya no se requieren firmas que puedan falsificar los ladrones. Si te encuentras una tarjeta, será más complicado utilizarla si no te sabes el PIN. Parece funcionar por estos lares, y desconozco si ya las nuevas tarjetas cuenten con esta tecnología en America Latina.

Anuncios

Una respuesta a “Chip and PIN, rescatadores

  1. Aca en Mty tengo una tarjeta Santander con chip y siempre me he hecho la misma pregunta sobre si la cinta magnetica sirve o que rollo.. por lo que he escuchado si es de chip la cinta no va a pasar por mucho que lo intentes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s