Juegos Paralímpicos no, Teletón sí: ¿por qué no me sorprendes, Televisa?

ADVERTENCIA: capacitismo al por mayor.

El jueves comenzaron los Juegos Paralímpicos en Londres. La inauguración fue tan espectacular y emotiva como la de los Juegos Olímpicos del mes pasado; y los atletas han demostrado tanta destreza y poder como los del evento anterior, si no es que más. Para muestra, México alcanzó su primer medalla de plata en cuanto iniciaron las actividades deportivas, y por el momento lleva ocho en el bolsillo, entre ellas una de oro en powerlifting gracias a Amalia Pérez. Obvio que los medios mexicanos se están regodeando de gusto y pasando el evento todo el día todos los días, ¿no?

No.

Tengo entendido que poder ver los Paralímpicos en México es en sí un deporte extremo. La tele abierta los ignora, desconozco si el cable hace lo mismo, y los que pueden tienen que depender de transmisiones ilegales en oscuros sitios de Internet. Los que aquí prometen ser los Paralímpicos más grandiosos de la historia, son allá los más ignorados.

Es un verdadero insulto que los mismos medios detrás del Teletón hayan declinado formar parte de una serie de eventos que demuestran algunas capacidades de quienes son clasificados como “discapacitados”, que aún en circunstancias no tan favorecedoras se puede seguir una pasión, o por lo menos se puede hacer lo posible para ser feliz.

¿O acaso será por eso que los mantienen bajita-la-mano? ¿Porque los demuestran como capaces, fuertes, independientes y felices?

Primer acto: “Prefiero estar muerta que coja”

En YouTube hay una larga serie de videos recopilatorios de castigos de villanas en telenovelas latinoamericanas. Los hay originales, emotivos, trágicos, injustos. Mas, tras irrecuperables horas de investigación mediática, descubrí que el destino final de los antagonistas puede definirse en los siguientes tipos:

  • Los que terminan en muerte.
  • Los que terminan en daño motriz.
  • Los que terminan en daño mental.
  • Los que terminan en deformaciones estéticas.
  • Los que terminan en la cárcel.
  • Los que triunfan, se “vuelvan buenos” o no.

La telenovela mexicana recurre en demasía al daño motriz como castigo. La tendencia comenzó desde antes del primer Teletón, y aunque uno esperaría que le bajen a su capacitismo en honor al “9-9-9-9”, continuaron como si no pasara nada.

Algunos ejemplos:

  • Karla Álvarez en La Mentira, queda quadrupléjica cuando Francisco Gattorno le dispara después de ser exonerada por la ley. Tiene que comenzar una nueva vida lejos de sus familiares, con su enfermera personal como única conexión con el mundo.
  • Claudia Islas en Catalina y Sebastián sufre una embolia en lo que se da cuenta que ganó el Premio Mayor de la Lotería Nacional. Para colmo, se le mojan los billetes. Así que queda “pobre y chueca”, como quienes “quieren ayudar” los medios.*
  • Jessica Coch en Código Postal se ahoga en una alberca durante un viaje en drogas. Sobrevive, pero queda catatónica y en una silla de ruedas. La internan en un centro “especial” y sus hermanos le dicen que la esperan cuando “vuelva”.
  • Bárbara Mori en Rubí, ese clásico de Yolanda Vargas Dulché, cae de unas escaleras y se estrella sobre una mesa de cristal. Por el accidente, pierde una pierna y se lastima la cara a manera de “justicia poética” por haber utilizado su “belleza” en contra de su amiga rica y “coja”.
  • Christian Bach en Vidas Robadas, sufre un ataque convulsivo y despierta con locked-in syndrome. Qué bueno que los familiares de Tony Nicklinson no ven telenovelas, o al menos eso espero. Sus “cuidadores” la tratan con tanto desprecio, que espero haya castigo también para ellos.*
  • Leticia Calderón en En El Nombre del Amor, después de citar a Radiohead, se avienta de una iglesia después de arruinar una boda. Acto seguido, sus compañeras en el reclusorio le dan vueltas y la tiran en su silla de ruedas. Dato curioso: la actriz tiene un hijo con Síndrome de Down. Debería pensar dos veces antes de aceptar un proyecto donde la discapacidad es tratada como un castigo.
  • Cynthia Klitbo en Velo de Novia, a quien al parecer el de las películas de Saw castiga por cabrona; y tras una larga serie de torturas la deja con el supercombo quemada-encarcelada-agorafóbica-ensilladeruedas.
  • Mayra Rojas en Valentina, otra aguafiestas, transforma una cena en una masacre, cae de las escaleras, y pierde toda habilidad motriz. El doctor y la enfermera hacen comentarios molestos y prejuiciosos. “Paralítica… y en la cárcel. No quisiera terminar así”. Stay classy, enfermera.
  • Regina Torné en La Loba, acaba con una embolia, en el basurero, y con demencia. “Hay una justicia mucho más alta. Está recogiendo exactamente lo que se propone. Está… recibiendo el castigo que merece. Que se pudra aquí. En su propio infierno. Vamos a dejar que los justos sean felices.”*
  • Abril Campillo en Amigas y Rivales es golpeada por un cliente de cama después de que la descubre robándole dinero. La madriza es tal, que termina sin volver a caminar, y le da cuqui a Gabriel Soto.
  • Años después, Karla Álvarez vuelve a quedar en collarín y silla de ruedas, ahora al caer en el hoyo de un elevador en Las Tontas No Van al Cielo.

Cuestión aparte sería mencionar a los “buenitos” que, como se han portado bien (es decir, no repelan, son vírgenes, etc.), recuperan o adquieren habilidades motrices. Por ejemplo, Alicia de María la del Barrio, a quien su madrastra Soraya llamaba cruelmente “Alisiada”. ¿Así que la rehabilitación exitosa es cuestión de premio y castigo? ¿Si te portas bien, caminas; si no, no?

Segundo acto: las lágrimas de Jerry Lewis y las lágrimas de Lucerito valen lo mismo

Mike Ervin fue uno de los tantos niños que desfilaron por el teletón de Jerry Lewis, enfocado a los pequeños con Distrofia Muscular. Después de premiarlo con pastel de cumpleaños y participaciones en la TV, lo abandonaron una vez ya mayor. Ahora cuenta con un grupo de adultos con su misma condición y que también fueron manipulados por la gente de Lewis. Los Huérfanos de Jerry protestan año con año en Día del Trabajo, que es cuando transmiten la telemaratón. La historia de Ervin y sus compañeros es el tema principal del documental The Kids Are All Right; mismo que pueden ver aquí con subtítulos en inglés.

Los medios mexicanos, en su aspiración por hacerlo todo como los gringos, no fueron aquí la excepción. Los problemas de “crear lástima”, la malversación de fondos, comentarios faltos de tacto, y usar y tirar a quienes se supone deberían ser beneficiados, son iguales en ambos lados del Río Bravo. Año con año, Lucero Hogaza León y Marco Antonio Regil toman a menores de edad y sus familiares y les hacen las mismas preguntas incómodas una y otra vez, como conjuros mágicos para hacernos sollozar y darles todo nuestro maldito dinero. Editan las cápsulas y testimonios de tal manera que hacen que niños y adolescentes – ah, porque los adultos valen madre – se muestren en un estado de desvalía total, y como si todos sus problemas familiares y económicos fueran culpa de su situación motriz, y no del estado sociopolítico de TODO el país. El gobierno desfavorece al pueblo, y particularmente a los menos privilegiados. El vínculo entre los poderosos políticos y los poderosos mediáticos es tan indivisible que quienes transmiten el Teletón, inevitablemente, son en parte culpables de la situación de los menores y sus familias. El Teletón tiene sangre en las manos.

Tercer acto: Asquito Mortal

Este caso anduvo rondando por la Internet, y es un perfecto ejemplo de la hipocresía televisiva:

Muere una señora en el programa de Lagrimita y Costel

Guadalajara, Jalisco.- El ama de casa identificada como Genoveva Romero García, acudió al programa “Operación
Talento” celebrado en Canal Cuatro de Guadalajara, situado en Avenida Alemania esquina Enrique Díaz de León, llevando a su sobrina Miriam quien es fanática de Lagrimita y Costel.

Ambas se encontraban sentadas en las bancas de abajo para ver de cerca de sus artistas favoritos, y personal de seguridad del mismo programa la quitó de ahí y la mando hasta las gradas de arriba para que no fueran enfocadas por la cámara, sólo por que Miriam padece de parálisis cerebral.

La señora se levantó de su asiento llevándose a la niña y empezó a subir las gradas, y al querer abrazar a la niña para acomodarse perdió el equilibrio y cayó de cabeza desde una altura de más de tres metros, estrellando su cabeza en el piso y muriendo instantáneamente. Al ver a su tía en el suelo, la niña empezó a llorar desconsolada.

Las personas que estaban cerca de donde sucedió el accidente trataron de auxiliar a la víctima al verla que estaba sangrando de la cabeza, pero no tardó en llegar personal de enfermería que se hizo cargo de la situación, y tras de revisar a la mujer y ver que ya había fallecido, solicitaron la intervención de las autoridades correspondientes.

Personal del Servicio Médico Forense (Semefo) arribó al lugar de los hechos para recoger el cuerpo y llevarlo al Departamento de Medicina Legal a donde acudió Crucecita, quien dijo ser hermana de la hoy occisa, y la identificó como Genoveva Romero García, de 55 años, quien tenía su domicilio en calle Elote número 84, en la colonia Mesa Colorada.

Se desconoce si se brindó alguna ayuda a los familiares para los gastos funerales, o si les darán una indemnización.
a por cierto el programa que ivana transmitir era para el teleton.

[Fuente: El Occidental, via EMUDESC. El link de la nota original del sitio Web de la OEM fue borrado por oPRIonas razoEPNes]

Para los mismos autores del Teletón – ¡y en una actividad relacionada a él! -,  la niña daba tanto “asquito” que la mandaron a un rincón inaccesible, y las consecuencias de su acto fueron más allá del perjuicio moral. Literalmente, costaron una vida.

Gran Final: “Spasticus Autisticus”

Podría continuar escribiendo sobre las incongruencias de los medios masivos mexicanos y su fatal hipocresía contra los “malditos lisiados” (never forget), pero lo voy a cerrar aquí.

Ian Dury sobrevivió a la poliomelitis y quedó con secuelas en las extremidades. Fue un ícono del activismo radical de las personas con discapacidades, con canciones de protesta y de libertad sexual en el mainstream británico. Escribió “Spasticus Autisticus” en 1981, el Año Internacional de las Personas con Discapacidad, como una parodia a la manera en la que los medios caricaturizaban a quienes eran vistos como físicamente “inferiores”.

En el espectáculo inaugural de los JJ.PP., el dueto Orbital y la Graeae Theatre Company hicieron un majestuoso tributo a este tema, entre pancartas de protesta, bailes modernos, Stephen Hawking sampleado por los hermanos Hartnoll, y una gigantesca replica de la escultura “Alison Lapper pregnant” de Marc Quinn.

De este performance se perdió Televisa. De este acto de sarcasmo, dignidad y rebeldía como defensa personal por parte de quienes cuentan con alguna circunstancia motriz y se niegan a ser tratados con lástima.

De esto que es un gran escupitajo hacia el rostro de la cultura teletonera.

* Estas telenovelas son de TvAzteca, que solitos se merecen una tesina aparte. Tienen una fijación con usar las embolias como “mal karma”. Mi abuelito y un tío definitivamente no se lo buscaron. ¿TvAzteca, señal con valor? “Váyanse al carajo”, como dicen en sus programas.

N. de E. 13-09-12: los JJ. PP. terminaron el domingo pasado. El equipo paralímpico mexicano consiguió un total de veintiún medallas: once de bronce, cuatro de plata y seis de oro. Eso son como seis idas a festejar al Ángel, ¿no?

Anuncios

2 Respuestas a “Juegos Paralímpicos no, Teletón sí: ¿por qué no me sorprendes, Televisa?

  1. Con respecto a Lety es una estupidez el comenatario no tiene nada que ver que su hijo tenga Down con un pesonaje ficticio de novela….

  2. Es más estúpido no tener congruencia ética laboral y personal, con todo respeto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s